Venezuela: ¿problema de los venezolanos? – Literal Magazine

VENEZUELA: ¿PROBLEMA DE LOS VENEZOLANOS?

La advertencia venezolana

Así como los europeos deben mirar con preocupación el alza de las pulsiones autoritarias e iliberales producto del auge del nacionalismo y del fundamentalismo islámico y Estados Unidos debe examinarse ante el ascenso de un presidente como Donald Trump,  América Latina ha de  hacer lo propio con Venezuela. Lo que ocurre en mi país no es un “problema de los venezolanos”, como proclaman la misma izquierda que se rasgó las vestiduras con la destitución de Dilma Rousseff en Brasil o ese prodigio de la derecha rancia nacionalista, religiosa e imperial, llamado Vladimir Putin. Es un asunto que debe movilizar las conciencias democráticas, respetuosas de los derechos humanos, el pluralismo y las libertades civiles; que debe poner en guardia a todos los que pensamos que el bienestar pasa por la gente pues el Estado no es el protagonista sino la palanca de la sociedad como manera de organizarnos para resolver la vida colectiva.

Origen: Venezuela: ¿problema de los venezolanos? – Literal Magazine

Anuncios

Venezuela explicada a la izquierda democrática – Literal Magazine

Venezuela explicada a la izquierda democráticaOrigen: Venezuela explicada a la izquierda democrática – Literal Magazine

Convencemos pero no vencemos; por Gisela Kozak Rovero « Prodavinci

I

Oír a Ramón Muchacho, alcalde depuesto del Municipio Chacao en el exilio, declarar a la cadena televisiva CNN que hoy es imposible una salida democrática en Venezuela no hace más que subrayar lo que firmes partidarios de la unidad opositora, como quien esto escribe, hemos observado con alarma desde que ganamos las elecciones parlamentarias del 2015. Aunque alcanzamos la mayoría de las diputaciones no pudimos defender tal mayoría ni convertirla en poder efectivo en la ruta para sacar por los votos al gobierno que hoy en día compite con los más tiránicos del planeta. La MUD, siendo poco más que una plataforma electoral, convenció al mundo de la naturaleza no democrática del régimen porque se mantuvo en la ruta electoral, movilizó a millones de personas en la búsqueda de la salida menos traumática posible y logró arrebatarle votos al chavismo. Se trata de una obra titánica, pero lamentablemente no ha logrado ese milagro político que es convertir las condiciones actuales, tan desfavorables a la tiranía desde una perspectiva racional, en la oportunidad propicia para hacerse con el poder: la MUD convence pero no vence. Quienes están fuera de la MUD, como ahora VENTE, el partido de María Corina Machado, tampoco. No tienen la fuerza para hacerlo.

Origen: Convencemos pero no vencemos; por Gisela Kozak Rovero « Prodavinci

La libertad no está de moda | Revista Replicante

La izquierda nostálgica del siglo XX, el nacionalismo, el islam y el catolicismo desconfían de la libertad. Consagrar en las esferas pública y privada la elección de la propia vida, principio heredado del liberalismo político, les resulta peligroso e inseguro. Los sectores que apelan al nacionalismo, la tradición y al Estado todopoderoso no son capaces de construir alternativas frente a las fuerzas democráticas que apuestan por la emancipación en un mundo global y tecnificado, por la posibilidad de ser distintos a lo que hemos sido, de no conformarnos con el aparente destino inescapable de nuestras circunstancias de nacimiento. Apuestan entonces por un pasado idealizado o por el supremacismo moral de quien se siente justificado al hablar en nombre de los pobres o de dios.

Origen: La libertad no está de moda | Revista Replicante

Reseña sobre mi compilación Siete sellos: crónicas de la Venezuela Revolucionaria. “Venezuela: La revolución bolivariana: ruta llena de escombros” | Opinión | EL PAÍS

Origen: Venezuela: La revolución bolivariana: ruta llena de escombros | Opinión | EL PAÍS

Venezuela: umbral – Literal Magazine

La tragedia de mi país en estos últimos meses ha sido fecunda en imágenes que han dado la vuelta al mundo; pero hay algunas que se quedarán para siempre en la memoria personal. Una joven, Paula Colmenárez, hija del defensor de derechos humanos Andrés Colmenárez, es agredida por guardias nacionales bolivarianos. Paula […]

Origen: Venezuela: umbral – Literal Magazine

Gisela Kozak Rovero: Unas palabras sobre “Siete sellos en el balcón: Crónicas de la Venezuela revolucionaria” – Colofón Revista Literaria

 

Recientemente, una amiga mexicana me comentó, lo incómoda que se sentía cuando sus parientes políticos venezolanos o sus amigos, hablaban de Venezuela con una mezcla de amargura y dureza, incompatible con su sentido nacionalista; para ella, México jamás se confundiría con su gobierno, ni con los horrores y desaciertos que se puedan haber cometido a lo largo de su historia. México es también su extraordinaria y diversa cultura, su potencia creativa y económica y el sentido de pertenencia y arraigo de sus habitantes. La nación para los hombres y las mujeres de los últimos siglos en todos los continentes es parte raigal de su vida; no lo es menos para los venezolanos, en particular para la compiladora de estas crónicas en Siete sellos en el balcón: Crónicas de la Venezuela revolucionaria, sobre la tragedia de mi país. La idea de este libro no es que se olvide que Venezuela le dio al mundo un movimiento artístico como el cinetismo además de la música universal de Simón Díaz. Tampoco que fuimos tierra abierta a inmigrantes y perseguidos políticos de diversas latitudes que nos ayudaron a construir instituciones políticas, educativas y de salud que fueron ejemplo para otros países. O que la Universidad Central de Venezuela es Patrimonio de la Humanidad y su Aula Magna una de las cinco salas con mejor acústica en el mundo. Nuestros poetas Rafael Cadenas y Yolanda Pantin han hecho de la palabra ejemplo supremo de bien común. Científicos venezolanos graduados en nuestro país destacan, como es el caso de Rafael Reif, rector del Instituto Tecnológico de Massachusetts en Estados Unidos; Evelyn Millares, parte del personal de la NASA, y nuestro connacional Ricardo Haussman, considerado entre los economistas más influyentes del mundo. El Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles (así su fundador José Antonio Abreu, cuyos méritos nadie niega, lo haya puesto al servicio de la propaganda revolucionaria), es un modelo de gestión cultural digno de encomio que ha despertado admiración y respeto en todo el mundo, por no hablar de nuestros músicos como Gabriela Montero y tantos otros. Por último, un país son los afectos, la existencia personal, los amores vividos, nuestros muertos y recuerdos, su cultura popular plena de sabores, sonidos y aromas.

Origen: Gisela Kozak Rovero: Unas palabras sobre “Siete sellos en el balcón: Crónicas de la Venezuela revolucionaria” – Colofón Revista Literaria

Entrevista a Gisela Kozak Rovero. “El madurismo es el chavismo sin gente” | Letras Libres

Gisela Kozak Rovero (Caracas, 1963) se ha dedicado a analizar con enorme precisión las claves de la decadencia social y política venezolana desde la llegada de Hugo Chávez al poder en 1999. Ensayista (Ni tan chéveres ni tan iguales), narradora (ha publicado las novelas Latidos de Caracas y Todas las lunas, y los libros de relatos Pecados de la capital y otras historias y En rojo) y profesora de la Universidad Central de Venezuela, Kozak Rovero es una de las intelectuales más controvertidas de Venezuela. Como colaboradora de The New York Times, Prodavinci y Literal Magazine, pero también desde la academia, Kozak se ha encargado de desmontar los mitos impuestos por el gobierno bolivariano al tiempo que ha ejercido una crítica rigurosa a los intelectuales que se han mantenido indiferentes o han apoyado al régimen. Sus cuestionamientos, sin embargo, también se han dirigido a la oposición política del chavismo.

Origen: Entrevista a Gisela Kozak Rovero. “El madurismo es el chavismo sin gente” | Letras Libres

CARACAS, la vida que no se ve – Altaïr Magazine

Una amiga estadounidense me dijo una vez que ser lesbiana en Caracas no era una situación precisamente envidiable; la entiendo, pero es mi ciudad. En ella conocí mi primera discoteca para chicas y vi en el cine Macho y hembra (1986), de Mauricio Walerstein, con su inolvidable escena de sexo lésbico. Recibí sin miedo a la cursilería una rosa amarilla y escandalosa en una pizzería de muebles pintados de blanco, resistentes al sol y la lluvia, llamada La Vesubiana. En Caracas decoré mi primer apartamento con trastos donados y organicé fiestas solo para mujeres. Morí de amor y de dolor caminando por sus calles, con mi cuerpo bamboleándose en el metro o manejando mi automóvil mientras oía música a todo volumen. En el bar Don Pedrito y en Las Dos Barras pasé veladas divertidísimas. Bailé una vez horas enteras en una fiesta del 31 de diciembre hasta que la puerta de la discoteca New Place se abrió a las nueve de la mañana del primero de enero; una luz incomparable iluminó mi llegada al nuevo año. Organicé las I y IV Jornadas Universitarias de Diversidad Sexual y escribí una novela, ciertos cuentos y algunos artículos que tocan el lesbianismo. En Caracas conocí en el último bar que hubo solo para lesbianas, un lugar cutre llamado Versátil,  a mi gran amor con quien algún día me casaré. Caracas es dura pero es mía. Reconozco, por supuesto, que no es nada fácil amarse entre mujeres en una ciudad fiera y violenta a pesar de su don natural para la máxima belleza.

Origen: CARACAS – Altaïr Magazine